La diálisis es vida. Un trasplantado.

“[…] Efectivamente, comparando estar trasplantado o en diálisis, la diálisis es un horror. Pero desde otro punto de vista, es vida, la otra opción es muerte. Sólo hay que cambiar el enfoque, mirar en positivo, sumar […]”

Como muchos sabéis, esta semana, después de muchos años trasplantado, 15 ni más, ni más, me ha tocado volver a diálisis. Llevaba El riñón avisando casi un año, pero los últimos meses, ya era algo inminente, es más, no sólo no ha sido sorpresa, sino que las últimas semanas, aunque me daba coraje decirlo, el cuerpo me pedía ya “limpieza”, volver a la máquina. Casi no me creía la primera vez que lo pensé y menos que se lo dije a mi mujer, pero era así, siendo consciente era lo mejor.

Este momento de la vuelta, Es muy duro, siempre lo vemos como el fin del mundo, la oscuridad y el renunciar a todo. En parte es así, la vida cambia de arriba abajo y todo se altera, la velocidad a la que vivimos cambia, nuestra resistencia física disminuye, algunas actividades nos son imposibles de realizar, pero podemos seguir soñando, teniendo ilusiones, fuerzas de vivir, ganas de luchar.

Yo en mi 1ª diálisis después de 15 años sin ir. Se puede hasta comer y patatas fritas, de mis debilidades culinarias.

Y esta vez, parte de esa fuerza, la recibí en uno de los post anteriores que escribí. Yo tengo la suerte de ser una persona muy fuerte, positiva y que me repongo rápido de los golpes. Y con la gente tan genial que tengo alrededor más aún.

Pero mi sorpresa llegó, cuando estaba leyendo los comentarios que me habían dejado en una publicación de Instagram y leí de Cris, a quien no conozco en persona, el siguiente mensaje: “Ánimo, ánimo. La diálisis es vida. Dale.”

Aunque mucha parte del proceso de asimilación y superación de la vuelta a diálisis lo tenía hecho, ese mensaje cambió absolutamente la perspectiva de la diálisis. Efectivamente, comparando estar trasplantado o en diálisis, la diálisis es un horror. Pero desde otro punto de vista, es vida, la otra opción es muerte. Sólo hay que cambiar el enfoque, mirar en positivo, sumar. No es por ser tétrico, es ser realista y consciente de lo afortunado que soy.

Mi problema de salud, no muchos años antes de nacer yo, hubiera significado no salir adelante y aquí estoy. Hace mucho más, antes de 1943, que William Johan Wolff invetó la primera máquina de diálisis, perder un riñón, también hubiera signidicado no salir adelante. Morir.

Primer riñón artificial, precursor de la máquina de diálisis.

Lo que pasa es que cambiamos el enfoque, los humanos solemos, por desgracia, centrarnos más en lo malo, que en lo bueno o hacer un enfoque global. Por eso me ha encantado ese comentario tan genial.

Ahora, en el año 2019, me espera una época distinta, Con días duros y otros menos, de esperar mi 4º trasplante, pero con vida, no puedo correr un maraton, pero puedo ir a pasear con Sara y Amelia. No podré hacer sobreesfuerzos, pero puedo diosfrutar cada mañana enla universidad dando clase o en la consulta curando pacientes. No podré trasnochar, pero siempre podré tener un rato de tertulia tranuqilo y enriquecedor con amigos, etc.

Y eso, sin diálisis, no lo tendría. Efectivamente, la diálisis es vida. Y hay que dar gracias por tenerla. Gracias Cris por el comentario. Os lo digo muchas veces, soy un tipo con suerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s