Llega el curso 2020-21. Un trasplantado.

Ya se ha abierto la puerta de toriles, el público está expectante, el torero inquieto. El toro es de buen hierro, tiene buena divisa, pero no sabemos cómo saldrá.

Ese toro es el nuevo curso, el curso 2020-21. Tiene muy buenas hechuras, a nivel personal tengo muy buenas expectativas e ilusiones, a nivel profesional muchos proyectos. En definitiva, muchos retos.

Dice el dicho Taurino: “cartel de expectación, tarde de decepción”. Y muchos son los condicionantes que pueden hacer que ese dicho se cumpla, aunque esperemos que no sea así. Decía que son muchos los factores que así pueden hacerlo y destaco dos.

El covid y una nueva oleada, en la que yo creo que ya estamos y, por desgracia, por la inconsciencia de unos pocos, ya que la mayoría actuamos como se debe. Inconsciencia que pagaremos caro muchos y que entre otras cosas puede hacer que vuelvan a cerrar la universidad. Dar clase online es absolutamente posible, como así hicimos en el último trimestre del curso pasado. Pero la interacción alumno-profesor, el vernos las caras y saber si está llegando lo que digo a los alumnos o no y sobre todo la convivencia entre todos los estamentos de la universidad, uno de los pilares de la vida universitaria, se pueden ir al traste.

El otro factor es mi salud. El curso pasado pasé parte del curso fuera de juego por la pérdida de Taurino, mi tercer trasplante y la vuelta a diálisis y por los problemas en la pierna. Esta última, que si no se produce un rápido avance de la ciencia perderé no tardando, puede limitarme mucho este curso. Ojalá no sea así y tenga una pequeña tregua.

Y decía que creo que va a ser un gran curso porque publicaré, uno de los sueños de mi vida, mi primer libro y tengo otro preparado y otro en marcha; por fin defenderé mi tesis doctoral; hago un programa de formación en acompañamiento muy interesante y continúo con mi formación en humanidades; y cómo siempre, seguiré investigando y curando en la consulta y dando clase. Consulta y universidad, mis grandes pasiones, después de mi familia y amigos.

¿Cuáles son vuestros sueños, planes y expectativas para este año? ¿Cuáles vuestros temores? Esperemos que ganen los primeros a los segundos cada día.

Os deseo suerte y fuerza a todos para este curso. Alumnos, profesores, pacientes, familiares, amigos y todos los que cada día me mandáis ánimo sin ni si quiera conocerme. Que entre todos hagamos que sea un año genial, que se cumplan la mayoría de nuestros sueños e ilusiones y sobre todo, que lo hagamos posible teniendo cuidado con el covid y su propagación. Mascarilla, lavado de manos y poco verse, que ya habrá tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s