Feliz Navidad y próspero 2021. Un trasplantado.

¡Feliz Navidad! Y más Navidad que nunca. Vivimos tiempos duros, días que probablemente, nos privarán de pasar unos días con los nuestros, de cenar con amigos, de fiestas de nochevieja. Días en los que se acumula el cansancio de tanto tiempo limitados, pero serán días que nos acercarán a José y María, que desde Nazaret, tuvieron que irse a Belén, separados de todos, alejados de lujos o cualquier ápice de boato o comodidad. Que pasaron estos días tan especiales en familia, el regalo de la familia, en la soledad y con el frío de una cueva y acompañados únicamente por un buey y una mula, como anunciaba la profecía de Isaías (Is 1, 3). Tan humilde todo y a la vez fue de los momentos más importantes y grandes de la historia. A lo mejor puede serlo también de la historia de nuestras familias, de nuestras vidas.
“La Natividad”, Tintoretto
También nos veremos privados de muchas cosas banales, que como los fuegos de artificio, suenan mucho, llaman mucho la atención, pero son efímeras y duran poco en nuestra retina y en nuestras vidas. Que no siendo malas, no son imprescindibles. A cambio, podremos vivir otras muchas cosas, que con firmes cimientos, nos han preparado estos duros meses que llevamos de año y como el árbol bien enraizado aguanta los envites del dolor del coronavirus y la vida. El covid nos ha obligado a desprendernos de tanto, incluso de muchas cosas que hasta hace nada, pensábamos que eran imprescindibles. A veces habrá sido en forma de gran dolor, de mucho sufrir y de mucha incertidumbre pasada, presente y futura. Pero nos puede acercar a vivir una Navidad de verdad, centrados en su sentido, mirando a su misterio, dejando un hueco al niño Dios que vuelve a nuestras casas, a nuestros corazones, que nunca nos abandona. Y nos dará la libertad de la Verdad, en contra del sometimiento al que nos ha llevado el virus. Cojamos nuestra pequeña alforja y hagamos el viaje de la vida de otra forma.
“Huida a Egipto”, Murillo
Muy apropiadas las palabras del Papa Emérito Benedicto XVI: “en los días que preceden a la Navidad, es muy oportuno entablar una especie de coloquio espiritual con san José, para que él nos ayude a vivir en plenitud este gran misterio de la fe”. A la vez se acerca el final de año, tiempo de resumen, de balance. Tiempo de mirar atrás y ser conscientes de que seguramente ha sido el año más extraño de nuestras vidas. Pero un año, que con sus cosas duras, con muchas pérdidas de vidas, algo irreparable, seguro que nos ha regalado conocernos más. A nosotros, a los nuestros, a ser más familia, a ser más de verdad, a sacar o al menos conocer lo mejor de nosotros mismos. Hemos experimentado la pequeñez del ser humano, que ante un virus microscópico se ve vencido. Pero también la grandeza del mismo ser humano y su conocimiento, que cuando se pone en pro de la ciencia, en pro del ser humano, demuestra lo grande que puede ser ese mismo pequeño y limitado ser humano. Hagamos eso con cada cosa de cada día. Raro se presenta el 2021, pero pidamos con fe que sea un año en el que al menos tengamos la serenidad de saber aceptar y vivir las cosas que nos correspondan, dando lo mejor de nosotros en cada una de esas batallas que nos deparen los próximos 365 días. Desde aquí os deseo un próspero 2021 lleno de buenos momentos. Que la mayoría de vuestros sueños e ilusiones para estos días se hagan realidad. Y agradezco una vez más el tiempo dedicado a leerme y todo el cariño que me dais. ¡Feliz Navidad! ¡Próspero 2021!

4 comentarios sobre “Feliz Navidad y próspero 2021. Un trasplantado.

  1. Querido Pablo. Nosotros también te deseamos a ti y a toda tu querida familia una feliz Navidad. Eres nuestro gran referente.

    Con todo nuestro afecto te mandamos un gran y cariñoso abrazo.

    Juan Cámara

    Me gusta

    1. Muchísimas gracias por vuestro cariño. Sabéis que desde que éramos niños habéis sido especiales en casa. En cuanto pase el virus nos vemos. Un fuerte abrazo

      Me gusta

  2. Pablo, gracias por darnos un ejemplo de vida. Vino un ángel a nuestras vidas. Que seas tú y tu familia las personas más dichosas del mundo. Un fuerte abrazo
    Blanca de Ulibarri

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s