Mirando hacia delante; mirando hacia atrás. Un trasplantado

Vivo estos días apurando el verano y a la vez deseando que llegue el 1 de septiembre y reincorporarme a la consulta y a la universidad.

Hace un año y medio me decían que era fácil que perdiera una pierna; hace seis meses la perdía y todo se puso bastante negro. Casi siete meses después, y cerca de tres con prótesis, he sido capaz de hacer cosas que nunca pensé que fuera a hacer tan rápido y alguna ni soñaba con volver a hacerlo.

Me ha costado muchas horas de esfuerzo físico y entrenamiento, otros tantas de esfuerzo mental y mucho auto convencimiento de que la causa merecía la pena. Además, he tenido un apoyo maravilloso que me ha llevado en volandas. Del Equipo SAP, como siempre, de mi familia y amigos, una vez más y por supuesto, el maravilloso empuje que me dais todos los que me animáis, sin conocerme incluso, con vuestros maravillosos mensajes.

En la mejor compañía, el Equipo SAP.

Hoy, veo la silla de ruedas, mi medio de locomoción durante tres meses y recuerdo las horas de angustia ahí sentado, con muchos miedos y enormes dudas. Todas ellas convertidas, en un minuto, en magia e ilusión al probar por primera vez la prótesis. Y ese día como si hubiera pedido un deseo al genio de la lámpara, de pronto todo se hizo más fácil, mas accesible, se hizo posible, luchándolo mucho e incluso sufriéndolo, pero posible. Una vez más los limites están en la cabeza y los ponemos o quitamos nosotros.

El día 1 hará siete meses que deje de trabajar para vivir una de las experiencias más duras de mi vida: una amputación de una pierna. Miro atrás y me parece mentira todo lo vivido y todo lo pasado y todo lo conseguido y que ahora pueda caminar, correr, saltar, conducir, montar en bici…

Con quien más tiempo he pasado estos siete meses. Lo echaremos mucho de menos….

Ahora, después de vivir momentos durísimos y, a la vez, muchos maravillosos momentos cómo volver a andar, momentos en casa del Equipo SAP (Sara, Amelia y Pablo), etc. como un pajarillo en primavera, ya me veo preparado para dar el salto y volver a volar, volver a ganar mi independencia, verme capaz de superar cualquier obstáculo que se ponga en el camino.

Pienso, ¿qué falta para llegar a nuestros sueños? ¿Algo real o algo dentro de nosotros? A por mis sueños, a por tus sueños.

6 comentarios sobre “Mirando hacia delante; mirando hacia atrás. Un trasplantado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s