La queja. Un trasplantado.

"fue el instinto animal de supervivencia, las ganas desmedidas de vivir, la ilusión por seguir bailando este maravilloso baile que es estar con los míos y haciendo que avance mi vida lo que me ayudó" La queja. Vía @untrasplantado