Querido 2022. Un trasplantado.

“Querido 2022, miro para atrás y te despido con una reflexión y peticiones para el 2023. Hace años que dejé de ponerme grandes retos parecidos a lastres, para analizar que quiero o que necesito. Eso me hace mucho más libre y mucho más feliz.” Querido 2022. Un trasplantado.