¡Gracias 2023! un trasplantado.

“2023, has sido generoso, como lo es la vida a pesar de los malos condicionantes. He sufrido y ha habido días malos, pero sería ingenuo pensar que no estarían invitados. Me quedo con lo bueno.” Gracias 2023

Comparte este artículo

Como siempre al hacer balance de un año salen cosas malas, regulares y buenas.

No han faltado horas de hospital.

A nivel personal he vuelto a crecer mucho. La enfermedad me ha vuelto a probar y ponerme al límite. Como decía antes he tenido mucho dolor, más de seis meses con tensiones de 6/3-7/4 que ponen a uno al límite de la resistencia emocional. Eso me ha hecho conocerme más, saber dejarme hacer más y aprender a ser consciente de que no puedo hacer todo lo que me gustaría y que no pasa nada.

Poder hablar ante tanta gente para defender la vida fue un orgullo.

A nivel emocional también ha tenido sus días y sus cosas. Algunas por el simple hecho de estar enfermo y encontrarme mal es imposible estar siempre bien; menos mal que siempre queda mi refugio, mi fortaleza, mi centro vital: el Equipo SAP.

Feliz con mi sección de radio “diario de un trasplantado”

A nivel laboral, aunque he estado otros seis meses de baja, y van así tres años y medio de baja de los últimos 5, al menos, como os decía el otro día, he sido capaz de acabar un trimestre por primera vez en 8 años sin ningún día de baja. He podido pasar consulta y curar a mucha gente, dar muchas conferencias, una semanal de media y conocer mucha gente especial y enseñar a los jóvenes futuros fisioterapeutas de la UFV.

Día inolvidable: firmando en la feria del libro.

Y relacionado con eso cumplir dos sueños de mi infancia: firmar en la feria del libro y espectacular poder dar un testimonio en Cibeles en la marcha del “si a la vida” ante tantísima gente. Sin ser sueño, porque nunca soñé tenerlo, aunque siempre me encantaba, tener mi sección en “Antes de que amanezca” de radio interecobomia. He pasado miles de horas de mi vida escuchando la radio.

Retomando pasiones.

He invertido en salud. Sigo con mis jornadas de caminar con 7km/día de media y gracias al empuje de Nicolás retomé el golf, cosa que quería; gracias a Alfonso el cróquet; gracias a la universidad el gimnasio aunque voy menos de lo que me gustaría. Un regalo para el cuerpo y para la cabeza y para el alma.

Mi fuerza, mi roca, mi alegría: ellas.

Y qué decir, de nuevo, de las heroínas de mi vida, de Sara, con la mochila elegida, y Amelia, con la mochila impuesta, una pudo elegir un marido enfermo, la otra no pude más que aceptar un padre enfermo, pero las dos siguen siendo sublimes, maravillosas, abnegadas y felices de su papel. ¡Tengo que dar tantas gracia a Dios por ellas!

Llevando a San Antolín.

Y una vez más, gracias a Dios por la fe y la fuerza y por el regalo de la Eucaristía y confesión. No se si hubiera sido capaz de todo sin la fuerza que viene de Arriba. Otro sueño cumplido ha sido llevar a San Antolín, el patrón del pueblo al que vamos. Desde 2004 que me trasplantaron en sus fiestas era una idea que rondaba.

Ratos divertidos de los dos. Salir alguna vez cuando las fuerzas lo permiten, algún concierto… Es vital también.

2023, has sido generoso, como lo es la vida a pesar de los malos condicionantes. Podíamos no haber acabado el año y ya sería peor. No siempre tenemos la vida soñada, pero tenemos aún vida. Sólo eso, no es poco.

¡A por el 2024!

Suscribete a nuestro boletín

para que no te pierdas nada de untrasplantado.com

Más para ver

Experiencias

Cada recaída, es un paso adelante. Un trasplantado.

“En mi experiencia vital como enfermo crónico afrontar la vida sin mirar los porqué, que carecen de solución, y centrarme en el qué puedo aprender o cómo puedo ayudar con lo que me ha tocado, los para qué, me ha dado mucha fuerza mental. “

Experiencias

Hoy hace tres años… Un trasplantado.

“He llorado, me he enfadado con la vida al no entender nada, incluso se me quitaron ganas de hacer poco. Decía que me tenía que esforzar. Desde ese día en lugar de minusválido empecé a ser supra válido, no por valer más, sino por tener que esforzarme más para conseguir lo mismo.”

Mi primer libro, “Diario de un trasplantado”.

En el cuento algunas de las cosas que a mí, como enfermo crónico y como sanitario, me ayudan a llevar mi enfermedad y sus consecuencias y a la vez intentar alcanzar la felicidad. Ya podéis comprarlo en el siguiente enlace: