El ciclo de mi vida. Un trasplantado.

“Vuelvo a quirófano. Empezamos el año como lo acabamos, con una cirugía; empezamos el año como lo acabamos, con un bypass; esperemos empezar el año como lo acabamos, con un éxito rotundo.” El ciclo de mi vida. Un trasplantado.

Comparte este artículo

Vuelvo a quirófano. Empezamos el año como lo acabamos, con una cirugía; empezamos el año como lo acabamos, con un bypass; esperemos empezar el año como lo acabamos, con un éxito rotundo.

Por ello os pido que recéis para que el Espíritu Santo ilumine a los cirujanos y todo salga bien. Y para no romper tradiciones, ayer volví al Cerro de los Ángeles a rezar al Sagrado Corazón y con la hermanas carmelitas.

Hoy me hacen una cirugía en el tobillo para revascularizar el pie. Era el plan convenido desde el inicio, aunque está segunda cirugía se retrasó por lo bien que salió la primera, por si a lo mejor se pudiera evitar.

Esta segunda cirugía, me permitirá, Dios mediante, después de más de 4 años y medio de caminar sin dolor y tras los últimos 6 meses de dolor alto todo el día y todos los días, que ni con medicación cesa a veces. Pensar en estar sin dolor me emociona. Me parece mentira sólo pensarlo.

Aunque parezca curioso, a todo se acostumbra uno y después de 30 cirugías, 31 con la de hoy, ir a quirófano ya no me impresiona. No lo deseo, no me apetece, pero es lo que toca. Y como bien dijo Sara en la anterior operación, salimos a ganar. Pasados los primeros ratos dolorosos y muchas molestias después de la ontervención, será para estar mejor. Si Dios quiere, dejaré de convivir con el dolor del pie y me permitirá normalizar mi vida. Aunque me quedé dolor en los brazos, mejorará mucho mi vida.

Como decía Viktor Frankl en el hombre en busca de sentido, “cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, tenemos el desafío de cambiarnos a nosotros mismos”. Y estas experiencias nos están ayudando a crecer como personas y como familia. Decía que es lo que toca, pero es imposible normalizar esto. Cada cirugía requiere su aceptación y su forma de afrontarla. La mochila hay días que pesa demasiado y aquí, es donde más se nota el crecimiento exponencial del Equipo SAP y de cada uno de nosotros individualmente. Cada despedida para ir a quirófano tiene su parte emocional intensa. Y, volviendo al mismo libro, “de alguna manera, el sufrimiento deja de ser sufrimiento en el momento en que encuentra un significado, como el significado de un sacrificio” y añado yo, en el momento en que encuentra un sentido.

Y ese sentido es en parte volver a trabajar, volver a curar en la consulta sin pensar si voy a aguantar por el dolor, dar clase sin estar sentado, volver a escribir sin pensar en si tengo los analgésicos cerca y poder dar conferencias sin silla. Volver a dar un paseo con Sara y Amelia sin pensar en el dolor, volver a hacer ejercicio, poder ir a la montaña con mi amigo Carli a ver corzos, sin pensar más que en los corzos. Y, ¿por qué no? Prepararnos para hacer el Camino de Santiago.

Pero para eso tiene que salir genial la cirugía de hoy, conseguir otro éxito rotundo.

Gracias de antemano por vuestro cariño. Os iré contando. Y gracias a todo el personal que con tanto cariño me va a cuidar. Personal de limpieza, de administración, auxiliares, estudiantes, enfermeras, médicos y Lis queridos padres del servicio religioso y si me dejo alguno, también. Gracias a todos de antemano.

Y me permito acabar con otra frase de Viktor Frankl, “la forma en que un hombre acepta su destino y todo el sufrimiento que conlleva, la forma en que toma su Cruz, le da amplia oportunidad, incluso en las circunstancias más difíciles, de dar un significado más profundo a su vida”

Suscribete a nuestro boletín

para que no te pierdas nada de untrasplantado.com

Más para ver

Experiencias

Ser uno mismo, ser diferente. Un trasplantado.

“Estar orgulloso de mi y respetar la diferencia con el otro sin que eso me amedrente. Cada vez que elegimos ser nosotros mismos, inspiramos a otros a hacer lo mismo. nos convertimos en una luz que ilumina el camino para quienes aún están buscando su propia senda.”

Experiencias

12 años casados. Un trasplantado

“No sólo vale con querer, es imprescindible querer querer y cada mañana apostar con el amor. Hay que hablar, mirar, renunciar y apostar. No se puede dar nada por hecho.”

Mi primer libro, “Diario de un trasplantado”.

En el cuento algunas de las cosas que a mí, como enfermo crónico y como sanitario, me ayudan a llevar mi enfermedad y sus consecuencias y a la vez intentar alcanzar la felicidad. Ya podéis comprarlo en el siguiente enlace: