El mejor regalo… Un trasplantado.

“[...] Entre todos los regalos del mundo, me quedaría sin duda alguno con uno de ellos: un riñón. [...]”

Comparte este artículo

Entre todos los regalos del mundo, me quedaría sin duda alguno con uno de ellos: un riñón.

El sueño de todos los que esperamos un riñón…

Somos muchos los que esperamos en el pesado banquillo de la diálisis a que llegue el día del partido, el día del trasplante de riñón.

Mientras, sólo nos queda entrenar nuestro cuerpo con cuidado de la dieta y ejercicio diario; la mente, intentando apartar los sentimientos negativos y centrarnos en lo bueno; y el alma, intentando estar serenos y esperando con esperanza y fe.

Somos dichosos porque contamos con el apoyo de la afición de la amistad, los palcos vip de la familia, el palco de honor del equipo SAP y los conocidos y seguidores que desde casa animan como el que ve un gran partido desde la televisión.

Ánimos que siempre son importantes, pero más cuando uno entrena duro, con frío o con calor, cansado o con fuerza, con ánimo o algo alicaído, etc. y no es titular. Sabe que vale para serlo y tener un órgano por fin, pero no es convocado y le toca seguir dando todo cada día para mantenerse alerta el día que sea llamado a jugar.

También puede darse que uno sea convocado, pero no salga a jugar. Aquí hay una mezcla de sensaciones importantes. Es duro que te llamen a jugar y ser trasplantado, pero que sea para otro. Por otro lado, sabes que si sigues siendo convocado, aunque alguna vez no juegues, antes o después será tú dia.

Y por fin llega el día, has entrenado duro, días pesados, cansados y agotadores de diálisis; alguna convocatoria en que vienes a casa con la cabeza gacha y desanimado por no haber jugado; y por fin un día en que sales a jugar, por fin llega el órgano que esperábamos. Que tanto hemos soñado, llorado y ansiado por su llegada, pedido, rezado, nos hemos enfadado porque no llega, etc. pero llegó el día en que jugamos, llegó nuestro momento, ya estamos trasplantados. Ese día llegará.

Y ese día tendremos que dar una agradecimiento especial a toda la afición que nos ha empujado, animado, levantado, etc. a lo largo de este duro proceso. Tan duro, que como si ellos mismos ganaran, se alegran tanto como nosotros y merecen parte de la copa. Ya que hubiera sido imposible sin tanto apoyo, sin tanto cariño, sin tanta oración.

Ánimo a todos los que como yo entrenamos duro y esperáis un donante. Para unos será la primera vez, otros la segunda , tercera, etc yo ya voy a por la cuarta… nos llegará el día a todos.

Mientras sólo nos queda dar gracias a Dios por todo lo que tenemos y a nuestros acompañantes, que llevan también mucho peso y sin ellos nada sería posible. Lo son todo, nos mantienen vivos en la esperanza, firmes en el amor y preparados para el gran partido. Lo jugaremos y lo ganaremos y lo celebraremos.

Suscribete a nuestro boletín

para que no te pierdas nada de untrasplantado.com

Más para ver

Experiencias

Mis ángeles. Un trasplantado.

“he sido bendecido con dos ángeles, que me han otorgado un regalo incalculable: la vida al ofrecerse a donarme un riñón […] Para Sara y para mí, estos ángeles han traído la luz en la oscuridad, la esperanza en la enfermedad y la ilusión en medio de la dureza de la diálisis.”

Experiencias

Cada recaída, es un paso adelante. Un trasplantado.

“En mi experiencia vital como enfermo crónico afrontar la vida sin mirar los porqué, que carecen de solución, y centrarme en el qué puedo aprender o cómo puedo ayudar con lo que me ha tocado, los para qué, me ha dado mucha fuerza mental. “

Mi primer libro, “Diario de un trasplantado”.

En el cuento algunas de las cosas que a mí, como enfermo crónico y como sanitario, me ayudan a llevar mi enfermedad y sus consecuencias y a la vez intentar alcanzar la felicidad. Ya podéis comprarlo en el siguiente enlace: