El volcán de la vida. Un trasplantado.

“sucesos que nos van acompañando en la vida, pueden ir generando una seria de tensiones internas, no siempre conscientes, que deben reequilibrarse. Si esto pasa, poco a poco se van creando movimientos y fracturas en nuestro interior, que pueden acabar con una depresión o ansiedad. “ El volcán de la vida. Vía @untrasplantado

Comparte este artículo

En la vida, distintos sucesos que nos van acompañando en la vida, pueden ir generando una seria de tensiones internas, no siempre conscientes, que deben reequilibrarse. Si esto pasa, poco a poco se van creando movimientos y fracturas en nuestro interior, que pueden acabar con una depresión o ansiedad.

Estos sucesos no se producen de un día para otro, sino que van produciéndose y acumulándose con los años. A veces incluso, podemos arrastrar problemas desde la infancia, sumados a los de la adolescencia, la vida adulta, etc. estos problemas pueden ser laborales, de salud, económicos, sentimentales, etc. y todos suman, todos van dejando su huella.

Erupción del Volcán Etna el 16 de febrero de 2021, Foto National Geographic.

Podemos ir expulsando parte de esas tensiones, corrigiendo parte de esos problemas poco a poco, bien por nosotros, con ayuda de amigos e incluso de profesionales. Pero lo que es evidente, es que si no los eliminamos e igualamos la presión de fuera y dentro, nos enfrentamos a un posible problema de magnitud desconocida e incontrolable.

Una de las cosas más impresionantes de la naturaleza es la erupción de un volcán. Esos problemas que hablábamos, es el mismo proceso. Una erupción, que vemos en poco tiempo, es el fruto de un proceso, que en algunas ocasiones puede llevar formándose cientos o millones de años. Este incremento de presión, hace que se intente igualar las presiones poco a poco, a través de pequeñas fracturas en la montaña o de golpe a través de una violenta erupción, de una súbita explosión por la boca del cráter.

Catania Sicily, Italy – 23 February 2021. Foto National Geographic.

Por eso, es importante permanecer alerta a las señales que vemos, percibimos o podemos esperar. Por eso decía el otro día, que a pesar de estar llevado muy bien todas mis experiencias, de vida y de salud, de mala salud, que llevamos viviendo desde 2016, permanecemos atentos y con cierto vértigo. En ocasiones, el optimismo, nos puede esconder pequeñas realidades, pequeños avisos de que no estamos haciendo bien el duelo o que estamos mirando hacia otro lado y corremos el riesgo de una brusca erupción, que lleve nuestra ansiedad y presiones, desde lo mas interno de nuestro cuerpo, hasta la superficie, estallando por donde menos esperamos.

Por eso hay que tener la humildad y sabiduría a la vez, de saber cuando estamos ante algo peor y necesitamos llorar, chillar o pedir ayuda. Y no se es menos, esto me lo repito cada mañana desde hace años. Y esos días es importante dejarse ir y vaciarse de lloros, descargar el ansia o levantar el teléfono para pedir esa necesitada ayuda. Darnos cuenta de nuestras limitaciones y pequeñez, nos dará grandeza a la larga.

Foto 20 minutos
Volcán Cumbre Vieja, La Palma, ayer 19 de septiembre de 2021.

¿Y cómo se siente de bien uno después de vaciarse y quitarse ese lastre? ¿Cuántas veces después de llorar dormimos y luego lo vemos más tranquilos, con mejor perspectiva? No sólo es malo caer, sino que a veces no sea la fuerza que necesitamos para seguir. ¡Adelante!

Suscribete a nuestro boletín

para que no te pierdas nada de untrasplantado.com

Más para ver

Experiencias

Cada recaída, es un paso adelante. Un trasplantado.

“En mi experiencia vital como enfermo crónico afrontar la vida sin mirar los porqué, que carecen de solución, y centrarme en el qué puedo aprender o cómo puedo ayudar con lo que me ha tocado, los para qué, me ha dado mucha fuerza mental. “

Experiencias

Hoy hace tres años… Un trasplantado.

“He llorado, me he enfadado con la vida al no entender nada, incluso se me quitaron ganas de hacer poco. Decía que me tenía que esforzar. Desde ese día en lugar de minusválido empecé a ser supra válido, no por valer más, sino por tener que esforzarme más para conseguir lo mismo.”

Mi primer libro, “Diario de un trasplantado”.

En el cuento algunas de las cosas que a mí, como enfermo crónico y como sanitario, me ayudan a llevar mi enfermedad y sus consecuencias y a la vez intentar alcanzar la felicidad. Ya podéis comprarlo en el siguiente enlace: