Propósitos de 2024. Un trasplantado.

“Buenos son los sueños que nos hacen crecer y dar lo mejor de nosotros mismos y donde no conseguirlo es sólo una derrota. Malos los que no llegar a ellos supone un fracaso lo que no nos hace crecer.”

Comparte este artículo

De cara a este año nuevo podría poner mil proyectos en mis sueños, mil ideas y mil deseos. El más recurrente normalmente es que sea un año maravilloso y lleno de salud y trabajo.

Y es lógico, aunque es imposible un año de fantasía todo maravilloso. Sufriremos, tendremos días de mala salud, en el trabajo no siempre serán días ideales y con las personas tendremos encontronazos, desilusiones, etc. Sería infantil y pretencioso pensar lo contrario.

Pero, lo que sí es posible es saber que a pesar de cómo venga el año está en nosotros saber sacar lo bueno de cada circunstancias; aprender y crecer en las malas y seguir aprendiendo y disfrutar las buenas.

Dedicar un rato a nosotros cada día para pensar en quien soy, quien quiero ser y que estoy haciendo para que sea posible; para pensar que he hecho bien cada día, que podía haber hecho mejor y que definitivamente tengo que cambiar; sea ser conscientes de quien me ha ayudado hoy, a quien he ayudado y a quien puedo ayudar mañana.

Pedir a Dios la sabiduría de llevar los tiempos malos sabiendo que no son eternos y que es una manera dura, pero real, de construirnos y no engreírnos con los buenos. No dejamos de ser una mezcla de lo bueno y malo que hacemos con los dones que Dios nos dio. No unos nos hacen excelsos, ni los otros ínfimos.

En definitiva, los sueños son geniales, pero a veces nos ponemos listones tan altos que minan nuestra autoestima al poner una meta alta, y si, ¿poniendo la misma meta ponemos escalones y llegaremos donde lleguemos habremos tenido varios triunfos morales? Si quiero correr 10km y no lo consigo puedo desanimarme. Si me propongo ir sumando 100m cada vez y llego a 9, sin llegar a los 10, he tenido 9 éxitos.

Buenos son los sueños que nos hacen crecer y dar lo mejor de nosotros mismos y donde no conseguirlo es sólo una derrota. Malos los que no llegar a ellos supone un fracaso lo que no nos hace crecer.

No dejemos de soñar bueno, no dejemos de tener restos, ilusiones y propósitos, yo siempre digo que tengo al menos 3 siempre en mente; pero no nos hagamos daño y no nos descuidemos.

Cuidemos el alma, cuidemos la mente y cuidemos el cuerpo. Eso sólo podrá traernos bien y nos llevará a éxitos ulteriores llenos de paz interno. Saber agradecer cada día y hacer cada día el mundo un sitio mejor.

¡A por el 2024!

Suscribete a nuestro boletín

para que no te pierdas nada de untrasplantado.com

Más para ver

Experiencias

La vida pasa… un trasplantado

“¡Crece, vuela, vive la vida! Aunque nos duela mirar desde la barrera, es lo que tienes que hacer. Es lo que hicimos nosotros.”

Mi primer libro, “Diario de un trasplantado”.

En el cuento algunas de las cosas que a mí, como enfermo crónico y como sanitario, me ayudan a llevar mi enfermedad y sus consecuencias y a la vez intentar alcanzar la felicidad. Ya podéis comprarlo en el siguiente enlace: